Las fechas clave de Captain

20.04.2020
Contenu

 

Vamos a contarte nuestra historia.

Una historia marcada por distintas fechas clave, de las que estamos orgullosas y gracias a las cuales hemos llegado hasta aquí.

 

3 de julio 1993

 

Este día marca el inicio de nuestra fantástica aventura.
El 3 de julio de 1993, Philippe, empresario, y Lilian Jacquelinet, modista de formación, se dieron el «sí, quiero».
Ese mismo día lanzaron su marca de ropa para niños de venta a domicilio, como un regalo de bodas, después de un año evaluando la asesoría contable.
 

2003

 

El año 2003 marca un antes y un después para Captain Tortue. Este año, Captain empieza a comercializar su primera colección emblemática para mujer, bautizada como «Miss Captain», con un estilo chic desenfadado.

2004

 

El grupo empieza a dar sus primeros pasos en el ámbito internacional: Reino Unido, Irlanda y España.

2009

 

Año del lanzamiento de dos nuevas líneas, Trend, con un estilo de «diseñador» y Java, una línea de homewear y de ropa de deporte, para vestir a las mujeres en cualquier ocasión.

2012 

 

Captain tiene proyectos ambiciosos. En 2012, la marca se emancipa en Austria y en Alemania.

2016

 

Una pequeña gran novedad para el vestuario de nuestras clientas: la marca «Little Miss», una línea de sastrería adaptada a las tallas más pequeñas.

2016

 

La empresa inaugura su nueva y flamante sede en Aix-en-Provence, con más de 7400 m² dedicados a la moda.

2018

 

¡Captain celebra su 25 aniversario! Un cuarto de siglo de amor, de experiencias compartidas, de moda y de éxito.

2019

 

¡La empresa lanza su aplicación para móvil! Poner fecha, preparar y reservar, ¡nuestras asesoras de moda 3.0 tienen acceso a todo en unos cuantos clics! Nada mejor para plantar cara a todos los prejuicios sobre la venta a domicilio «pasada de moda».

2020

 

Nuestro equipo sigue creciendo: hoy en día tenemos un equipo de 5500 asesoras de moda repartidas por 9 países europeos. 

 

Somos la empresa líder europea de la venta de moda a domicilio, pero no por ello hemos perdido nuestro espíritu de empresa familiar.

¿Qué nos deparará el futuro? Sea lo que sea, esperamos poder escribir el resto de la historia contigo.