Contenu

Pensábamos que iban a pasarse el verano acumulando polvo en el armario, ¡pero no! Por fin podemos volver a sacar nuestros vestidos de fiesta.

Con el desconfinamiento, vuelven las bodas, los bautizos y otras celebraciones.
Y con ellas, llega la eterna pregunta: «¿Qué me pongo?»
No es fácil encontrar el vestido de fiesta ideal. 
El objetivo es ir elegante, pero sin desentonar.

 

Nuestros consejos 

Para ir perfecta y evitar los errores más habituales, conviene respetar algunas reglas:


-    Evita el total look blanco, sobre todo en las bodas; ese día, el blanco está reservado para la novia.
-    Pero tampoco optes por el negro riguroso, ¡esta es la ocasión de llevar algo de color!
No lo dudes, ¡es el momento de usar colores atrevidos sin moderación! 
   Mejor insinuar que enseñar: evita los escotes XXL y las minifaldas, ¡muestra solo lo justo!

 

Otro dilema: reinventarse o morir Todas tus amigas se acuerdan de lo que te pusiste en la última boda, así que no puedes ponerte el mismo vestido. Sí, sabemos que, a veces, te habría gustado poder contar con ese comodín. 

La solución apostar por una prenda con la que seguro que causarás sensación. En Captain, tenemos varias.
 

 

Tenemos Varias 

 

 

 

El mono Little Miss de crepé con espalda de encaje, una opción ultrachic. 
¿Su punto fuerte? Puedes utilizarlo también para el día a día con unas deportivas.

 

 

 

El vestido azul de Trend, con su base asimétrica con volante y cadena «black», es la prenda perfecta para lograr un look rockero pero elegante.

 

 

Un vestido blanco con cintas gráficas de lúrex para lograr un toque deportivo, sin perder la elegancia. Opta por unos tacones de un color en contraste para aportar más luminosidad a tu look. 

 

 

Un mono de lino... es la solución ideal que aúna ligereza y elegancia.

 

 

Terminamos con el sublime maxivestido de Trend de color coral superveraniego.

 

 ¿Con cuál te quedas? ¡Haz clic aquí para ver estos looks de fiesta!